7 sept. 2011

Usa tus piernas y camina hacia la salud



Si piensas que caminar es sólo una forma de trasladarte, hoy descubrirás los beneficios que este ejercicio, tan accesible y económico, le puede dar a tu salud, tanto físicunivision.midietaa como mental.
La caminata, como rutina de ejercicios, hace que mejore el funcionamiento de tu sistema cardiovascular y respiratorio, mientras logras quemar calorías y reducir el estrés.  Además, promueve la liberación de endorfinas, que son hormonas asociadas a sensaciones de placer y bienestar.
Muchas veces pensamos que para hacer ejercicio necesitamos practicar un deporte o realizar una actividad física de alto impacto.  Sin embargo, hoy te damos una excelente noticia: caminar es un ejercicio de bajo impacto, mínimo riesgo de lesiones y con grandes aportes para tu saludcontrol de peso.

Caminar es un ejercicio que puede implementarse fácilmente, aun si has tenido alguna lesión anteriormente o si sufres de dolor en las rodillas por un peso corporal muy elevado.  Lo importante es que camines a tu propio ritmo, sin excederte, pero a un paso en que sientas que aumenta tu frecuencia respiratoria.
Entre los beneficios de caminar, se encuentran:
  • Quemas calorías, lo cual te ayuda a bajar de peso.
  • Contribuye a disminuir el riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles, como la hipertensión y la diabetes.
  • Ayuda a reducir los niveles de triglicéridos y a aumentar los niveles de colesterol HDL (colesterol “bueno”) en sangre, lo cual es muy importante para prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Te ayuda a mantener tu agilidad y funcionamiento muscular.
  • Favorece el tránsito intestinal y, por lo tanto, el proceso de digestión de los alimentos. También contribuye a mejorar el estreñimiento.
  • Promueve la mineralización de los huesos, por lo que es un factor importante para prevenir la osteoporosis.
Sin embargo, es importante que tomes en cuenta varios factores para evitar lesiones y aprovechar al máximo este importante ejercicio:
  • Camina con una postura erguida, viendo hacia el frente.
  • Da pasos rápidos en lugar de pasos muy largos.
  • Mueve también tus brazos mientras caminas, desde la cintura hacia la altura del pecho, de forma alternada. De esta manera, harás más completo el ejercicio.
  • Procura caminar entre cinco y siete días por semana durante 30 minutos en cada sesión (empieza con 10 minutos y aumenta poco a poco la duración y la intensidad de la caminata).
  • Finalmente, recuerda que siempre es importante que consultes con tu médico antes de iniciar cualquier plan de ejercicios.
Ahora que conoces los beneficios de caminar, ¡ponte en movimiento! ¡Fuimos diseñados para caminar! 
visto univisión.com