1 abr. 2016

7 Usos del Bicarbonato de Sodio en el hogar

Hoy te dejo estos   7 usos del bicarbonato de sodio que te ayudarán a tener tu casa limpia, sin olores desagradables, sin apenas gastar y lo principal sin dañar tu salud.


Las cantidades dependen del espacio, en el closet y la nevera  puedes usar 2 cucharadas aproximadamente.

INFO ADICIONAL 


  1. El bicarbonato es un excelente aliado para neutralizar y quitar los malos olores en casi todos los materiales y ambientes de la vivienda. También se puede usar para absorber la grasa o las manchas de aceite, suaviza el agua para no tener que utilizar tanto detergente y limpiar varias superficies.
  2. Limpiar el horno: sólo tienes que rociar agua en el interior y luego cubrir la superficie con algunas cucharadas de bicarbonato. Deja la tapa cerrada y deja actuar toda la noche. Si no estaba muy sucio al otro día verás que está reluciente. Si tiene manchas viejas, es preciso que laves con un paño mojado con agua y jabón y aclarar con agua.
  3. Eliminar las cucarachas: si tienes plaga de este insecto en tu cocina o en el baño, tienes que hacer una mezcla con bicarbonato y azúcar (1 cucharada de cada una, o en partes iguales) y colocar en un recipiente del ambiente donde deseas que desaparezcan.
  4. Preservar los alimentos: coloca sobre un frasco o botella un poco de bicarbonato y deja en el refrigerador, así la comida durará más tiempo.


"Los productos químicos antimicrobianos poderosos (también conocidos como los desinfectantes) cada vez más se encuentran en los productos de la limpieza para el hogar, desde el detergente para la ropa hasta los productos de limpieza para la cocina hasta las toallitas húmedas (para la limpieza). Sin embargo, las investigaciones han demostrado que algunos de los productos químicos antimicrobianos que se usan en los productos de limpieza podrían tener consecuencias serias para la salud. La exposición a estos productos químicos ha sido relacionada a los impactos de la salud potenciales desde la irritación simple de la piel, los ojos, y el sistema respiratorio al desequilibrio de las hormonas, los impactos al sistema inmunológico, el asma, y la reducción potencial de la fertilidad. El uso excesivo de los productos químicos desinfectantes también contribuyen al problema cada vez mayor de las bacterias resistentes a los antibióticos, conocidas más comúnmente como las “superbacterias.”